lunes, 28 de enero de 2013

Malaria


La malaria o paludismo es una enfermedad parasitaria, cuyo agentes infecciosos son: Plasmodium falciparum, P. vivax, P.  malariae, y P ovale (en zonas endémicas no son raras las infecciones mixtas).

Las infecciones por los cuatro agentes patógenos del paludismo humano pueden presentar síntomas tan parecidos que es prácticamente imposible diferenciar entre las especies sin estudios de laboratorio. El tipo de fiebre de los primeros días de la infección se asemeja al que se observa en las etapas iniciales de muchas otras enfermedades (bacterianas, víricas y parasitarias).
La forma clínica más grave, el paludismo por P falciparum , suele presentar un cuadro clínico muy diverso, con una o varias de las siguientes manifestaciones: fiebre, escalofríos, sudoración abundante, anorexia, náuseas,  cefalea, mialgias y artralgias, tos y diarrea. Después de unos cuantos días, a menudo aparecen anemia, esplenomegalia o ambas. En las otras formas de paludismo humano, causadas por P vivax p.malariae y P. ovale,  el cuadro clínico puedecomenzar con malestar indefinido y fiebre, que se eleva poco a poco durante varios días, seguida por escalofríos intensos y elevación rápida de la temperatura, por lo regular acompañados de cefalea y náusea y que terminan con sudoración profusa. Después de un lapso sin fiebre, el ciclo de escalofríos, fiebre v sudoración se repite todos los días, en días alternos o cada tres días. La confirmación del diagnóstico por el laboratorio se basa en la demostración de los parásitos del paludismo en frotis de sangre. Puede ser necesario repetir los estudios microscópicos cada 12 ó 24 horas, porque el número de parásitos en la sangre periférica varía, y a menudo no se puede demostrar la presencia de parásitos en los frotis de pacientes tratados en fecha reciente o que están bajo tratamiento activo.

Los seres humanos son el único reservorio impor­tante del paludismo humano, salvo en lo relativo a P malariae, que es común a las personas, los simios africanos y quizá algunos monos de América del Sur.
La transmisión se realiza por la picadura de un mosquito hembrainfectante del género Anopheles. La mayor parte de las especies se ali­mentan de noche; al ano­checer y en las primeras horas de la mañana.  Plasmodium  sufren una serie de transformaciones en el estómago del vector. Este proceso suele durar entre 8 y 35 días dependiendo  de la temperatura y la especie del parásito. Después de este tiempo los mosquitos transmiten la enfermedad al picar a otra persona.El tiempo que transcurre entre la picadura infectante y la detección del parásito en un frotis de gota gruesa de sangre es  de 6 a12 días en los casos de infección por P. falciparum; de 8 a 12 días en el caso de Y. vivax y ovale, y de 12 a 16 días en el caso de P.malariae.
El Período de incubacion, es decir el tiempo que transcurre entre la picadura del mosquito  infectante y la aparición de los síntomas clínicoses de a 14 días  P falciparumde 12 a 18 días para P. vivax y P ovalede 18 a 40 para  P  malarie.Los seres humanos pueden infec­tar a los mosquitos durante todo el tiempo que alberguen gametoci­tos infectantes en la sangre; esto varía según la especie del parásito y la respuesta al tratamiento. Los pacientes no tratados o insuficientemente tratados pueden ser fuente de infección para los mosquitos durante va­rios años en el paludismo por P malariae, hasta cinco años en el caso de P. vivax, y por lo regular no más de un año con P; falciparum. El mosquito se mantiene infectante durante toda su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada